La esfera uro-ginecológica


Para un correcto tratamiento osteopático dentro de este campo tendremos que tener en cuenta varios factores:

  • Conocimiento especifico del sistema músculo-esquelético pélvico.
  • La organización y repartición de las presiones abdominales (esto dará lugar a un conocimiento de la estática y de la movilidad de los diferentes sistemas anatómicos del tórax, abdomen y pelvis).
  • La integración del sistema hormonal (eje hipotálamo-hipofisario-ovárico).
  • Los órganos pelvianos (de los que se ocupa la esfera uro-ginecológica) se encuentran situados debajo de todos los órganos/vísceras peritoneales.

En un primer momento podríamos pensar que estas vísceras están mal colocadas pero si hacemos un estudio mas detenido, nos daremos cuenta que:

– El estrecho superior pélvico esta situado hacia delante, siguiendo la misma dirección de la fuerza descendiente abdominal, y esto hace que la presión se distribuya hacia las fosas iliacas y ramas isquio-pubianas (es allí donde el osteópata deberá trabajar para una correcta movilidad).

– La forma de cúpula de las vísceras hace que la presión superior se distribuya hacia el perine y por lo tanto necesitaremos que la inserción del elevador del ano sobre el arco tendinoso del obturador interno, se vea obligada a conciliar elasticidad y tonicidad (también gracias a un buen trabajo de movilidad de la coxofemoral ) De esta forma podremos hacer frente a híper presiones generadas por: tos, estornudos, embarazo…

Por lo tanto para un correcto funcionamiento de este sistema se deberán de conciliar y cumplir una serie de factores:

Correcta movilidad de las estructuras esqueléticas (sacro, iliacos, pubis, caderas). Permite que al mismo tiempo sea tónico y elástico. Anclajes de los órganos pélvicos (lig. Anchos, laminas SRGP, lig. Redondo…) estén libres y equilibrados.

Equilibrio del eje hipotálamo-hipofisario-ovárico con su relación hormonal. Cuando esta serie de factores no se cumplen pueden surgir una serie de disfunciones:

Disfunciones Mecanicas: Adherencias (post-quirúrgicas, post-infecciosas, endometriosis…)

Algias Pélvicas: Articulares (lumbalgias altas y bajas, coxigodinias, pubalgias, dolor a nivel del sacro). de órganos pélvicos (por mala movilidad de los anclajes y de los ligamentos, Prolapsos y Ptosis viscerales (cistoceles, rectocele, histterocele,…) con o sin incontinencia urinaria. Cicatrices (por episiotomía, histerectomía, ovarectomía,…) Disfunciones hormonales: Síndrome Premenstrual Dismenorrea Distrofia ovárica macro poliquística, fibromas y miomas uterinos, endometriosis, disfunciones del estasis: Congestión pasiva y activa, disfunciones infecciosas: Leucorreas Infecciones recidivantes

Otras: Infertilidad, dispareunia

En todo este tipo de disfunciones, la osteopatía podrá trabajar de forma eficaz y con resultados satisfactorios.

 

Pregnant woman forming a heart with her hands on her belly.