Especialidades

¿Qué es la Osteopatía?

La Osteopatía es un sistema de medicina manual y asistencia sanitaria de primera intención, que destaca  la interrelación de estructura y función del cuerpo, facilita la capacidad innata del cuerpo para curarse a sí mismo y propugna un enfoque integral de la persona respecto a todos los aspectos de la salud y el desarrollo saludable principalmente mediante la practica del tratamiento manual.

El osteópata utiliza el contacto manual para identificar y evaluar el movimiento en todos los aspectos estructurales y funcionales del paciente, identificando las alteraciones de función y movimiento que impiden la salud y abordando cómo restablecerla.

El sentido del tacto altamente desarrollado, la atención a sistemas complejos como una unidad y la práctica basada en la evidencia científica son una parte importante dentro del enfoque osteopático con el paciente.

El propósito del tratamiento osteopático puede ser preventivo, curativo, paliativo o coadyudante pero siempre debe de procurar ayudar al paciente a recuperar el máximo de su integridad estructural natural y máxima funcionalidad posible.

Nuestras especialidades

Sistema neuro-musculo-esquelético

El sistema musculo-esquelético a parte de su función de locomoción también tiene funciones de transmisión de fuerza en el organismo, de sustento de las vísceras y órganos, contribuye en el correcto funcionamiento del sistema vascular y tiene funciones de protección de los órganos vitales y de las agresiones del medio externo.
A la vez será importante su interrelación con sistema nervioso (inervaciones y protección del sistema nervioso central y periférico) y el sistema vascular (protección del corazón, irrigación vascular y aporte de nutrientes, y colaboración en el correcto funcionamiento del sistema vascular) para su buen funcionamiento. Para un abordaje efectivo del sistema será básico un conocimiento y comprensión de la anatomía, fisiología y biomecánica del sistema, incluyendo los patrones fisiológicos de movimiento normales para poder reconocer las alteraciones y enlazar con las causas de la alteración teniendo en cuenta que podrán estar dentro del mismo sistema o de otros sistemas corporales.

El sistema musculo-esquelético es usado por el osteópata como elemento de diagnostico y como diana terapéutica el en tratamiento, y también es usado por el osteópata para interactuar con los sistemas menos accesibles.

 

Que tratamos?
  • Trastornos locomotores: Esguinces, tendinitis, lumbalgias, dorsalgias, cervicalgias, dolores del coxis, dolores a nivel del hombro, problemas discales…
  • Trastornos neurológicos: Ciáticas, cervicobraquialgias, neuralgias faciales, neuralgias intercostales…
  • Trastornos ORL y cefálicos: Rinitis y sinusitis crónicas, vértigos, cefaleas, migrañas, disfunciones temporo-mandibulares (ruido, dolor articular, bruxismo), disfunciones funcionales en el niño (plagiocefalia)…
  • Secuelas de traumatismos: Latigazos cervicales, traumatismos craneales y sobre el coxis…

ARTICULOS DE INTERES:

Embarazo

Con la ayuda del osteópata, la futura mamá conseguirá un bienestar global y un parto lo más armonioso posible. Siendo el embarazo un hecho normal y fisiológico en la mujer, es frecuente la aparición de problemas funcionales a diferentes niveles:

  • Circulatorios: piernas cansadas, hemorroides.
  • Digestivos: estreñimiento, flatulencias, digestiones pesadas.
  • Ginecológicos: contracción y espasmos uterinos.
  • Mecánicos: dolores del coxis, lumbares, respiratorios, cervicales, ciáticas.

Todas estas disfunciones, ya descritas, son provocadas por el enorme esfuerzo de adaptación a la que es sometido el organismo para asumir los continuos cambios de tensiones y presiones abdominales que supone el embarazo. Los dolores de espalda en el embarazo, además, están provocados por los elevados niveles de progesterona que cambian el nivel de elasticidad de tendones y ligamentos dando lugar a un cambio en la biomecánica tanto a nivel de la postura como del movimiento. Con ayuda de sus manos, un osteópata sabrá localizar las tensiones, normalizarlas, equilibrar las presiones viscerales y disminuir la presión abdominal intrauterina. Además, con un trabajo selectivo a nivel de toda la pelvis y a través de todo el sistema diafragmático facilitará el proceso del parto. La osteopatía con sus técnicas tisulares suaves no supone ningún peligro ni para la madre ni para el bebé, sino todo lo contrario, pudiendo ser un complemento preventivo y terapéutico a la preparación del parto convencional.

ARTICULO DE INTERES:
Osteopathic Manipulative Treatment in Prenatal Care: A Retrospective Case Control Design Study

Deporte

La osteopatía como medicina global y holística, dentro del campo deportivo tendrá diferentes funciones.

En el campo de la prevención, aportando un conocimiento de las diferentes descompensaciones específicas de cada deporte y adaptándolas a la mecánica postural de cada persona. Lógicamente, todo lo anteriormente explicado, no se produciría sin aportar al deportista un abordaje multidisciplinar (preparador físico, podólogo, fisioterapeuta…) donde el osteópata tratará de recuperar el estado mecánico global del individuo, mejorando la condición física y disminuyendo la adquisición de lesiones musculo-esqueléticas.

ARTICULO DE INTERES:
Osteopathic Sports Care: state of the art

Pediatria
BEBES

El nacimiento es un proceso normal de la naturaleza, pero a menudo constituye para el ser humano la primera prueba de su vida.

En ese momento, el cráneo no está osificado. los huesos del cráneo están constituidos por núcleos de osificación que se desarrollan como láminas no soldadas entre ellas y mantenidas por el sistema membranoso meníngeo. El cráneo, en el momento del parto, es frenado por el cuello uterino de la madre, y es la base del cráneo la que recibe la presión del cuerpo del bebé. En una segunda fase del parto, el cuello se abre dejando pasar el cráneo del bebé para su salida del cuerpo de la madre. Las fuerzas mecánicas durante este proceso no van a perjudicar la cabeza del bebé si el parto no es demasiado largo ni dificultoso. Es la parte posterior de esta base del cráneo la más solicitada, y es donde se encuentran los agujeros yugulares, y, a través ellos, van a pasar tres nervios craneales encargados de diferentes funciones como la deglución, la respiración, la digestión, así como el control de los músculos de la nuca y hombros. Por lo tanto, podemos decir que la correcta movilidad de las estructuras de la base del cráneo son fundamentales para un buen funcionamiento vital y correcto desarrollo del sistema nervioso central del bebé. Esta organización le confiere al cráneo del bebé una gran capacidad de adaptación y de amortiguación de las tensiones durante el momento del parto. Causas de un nacimiento dificultoso:

  • Una pelvis materna no equilibrada y con bloqueos a nivel sacroilíaco y púbico.
  • Prematurez del bebé que da lugar a un cráneo frágil.
  • Un mal estado de salud materno, sobre todo de stress alto va a dar lugar a una rigidez tisular que existirá también en el niño y que provocará unas dificultades mecánicas durante el parto.
  • Una mala presentación del bebé.
  • La utilización de fórceps y otras herramientas a veces indispensables pueden empeorar las deformaciones craneales.
  • La duración, bien sea demasiado rápida sin respetar la inercia natural de los tejidos, o bien demasiado larga provocando una excesiva compresión de las estructuras.

 

En qué tipo de problemas del bebé puede ayudar la osteopatía?

  • Cuando el bebé se encuentra irritado, agitado o sobresaltado ante cualquier ruido.
  • Cuando el bebé duerme sólo en períodos cortos y despertándose con frecuencia.
  • Cuando el bebé duerme del mismo lado y gira la cabeza del mismo lado.
  • Cuando tiene un retraso del control del cuerpo (adquisición de la postura sentada, gateo o marcha).
  • Cuando tiene dificultades de succión o deglución durante el amamantamiento.
  • Cuando tiene problemas de excesivos gases intestinales.

 

NIÑOS

La Osteopatía está muy indicada en los niños, ya que es en esta fase donde el crecimiento y sus estructuras están en un periodo de consolidación es donde la osteopatía puede y debe hacer un trabajo preventivo para ayudar a mejorar la adaptación al medio externo e interno.

 

En qué situaciones puede ayudar el osteópata al niño?
  • Problemas Respiratorios: Con el inicio de la escolarización, los niños se enfrentan con un sistema inmune precoz a agresiones víricas nuevas para el y van a dar lugar a inflamación/acumulación de secreciones en diferentes zonas que a su vez van a provocar:
    • Sinusitis
    • Otitis Media
    • Bronquitis/Bronquiolitis

    El Osteopata se encargara de las estructuras relacionadas con el sistema respiratorio (tórax, esternón, costillas, diafragma) que pueden estar limitadas provocando problemas en el funcionamiento del tórax, así como provocar problemas de infecciones recidivantes.

  • Problemas de Alineacion de extremidades inferiores y Alteraciones Podales: Con el crecimiento y las consecuentes solicitudes en la marcha van a provocar cambios de alineación y apoyos podálicos ( pie plano, pie valgo-varo, torsiones en tibias, rotaciones en las caderas,… ).
  • Alteraciones en Columna Vertebral.

Transtornos vestibulares

El sistema vestibular es el órgano encargado del equilibrio, ubicado en el oido interno, que se encarga de informar al cerebro de los movimientos cefálicos y los cambios de posición corporal. Es por este motivo que si hay una afectación de este sistema aparecerá sensación giratoria de nuestro entorno (Casi siempre acompañado de nauseas y sudoración) que se activa en los cambios de decúbito y con el movimiento.Para un correcto abordaje deberemos diferenciar en primer término entre Síndrome vertiginoso (Denominado vértigo posicional o VPPB) y la inestabilidad. En el VPPB aparecerá la sensación giratoria y desagradable asociada al movimiento cefálico o cambio de decúbito. En la inestabilidad notaremos una percepción de desequilibrio similar a la de ir en barco y no tiene porque estar asociada al movimiento.

Si has sufrido en alguna ocasión la sensación de ir en un barco, de que todo gira a tu alrededor, vértigo, deberías saber que con un buen diagnóstico específico del sistema vestibular y las técnicas apropiadas tiene solución dicho síndrome.

ARTICULO DE INTERES:
Vertigo and Dizziness: Understanding and Managing Fall Risk

Disfunción craneo-mandibular
Unidad del dolor orofacial

El dolor es un de los principales motivos de consulta de la disfunción de la articulación témporo mandibular (ATM), ya sea por cefaleas, dolor en el oído, dolor de muelas, dolor facial o molestias en las cervicales entre otras. Todas estas, causadas por la conexión entre las diferentes estructuras y la ATM. Estos dolores pueden no relacionarse con la disfunción de la ATM, haciendo que los pacientes que sufren este tipo de disfunciones evolucionen hacia una cronicidad de la patología.

La ATM participa directa e indirectamente en funciones tan importantes como la masticación, deglución, succión, fonación, respiración y mímica del rostro. Mención especial merece el disco articular que se haya dentro de la ATM, cuya función es la de aportar capacidad de movilidad a la articulación. Una de las causas de disfunción de la ATM es el desplazamiento del disco provocado por alteraciones en la morfología del disco y alargamiento de los ligamentos discales que permite que el disco deslice a través de la superficie articular del cóndilo.

 

Sintomatología

Las diferentes maneras de presentarse esta disfunción son variadas y no siempre se puede identificar a una afectación de la articulación temporo-mandibular.

Dentro de los signos de disfunción de la ATM y la localización del dolor se relacionan muy frecuentemente con dolor referido en la articulación de los puntos gatillo miofasciales.

  1. Dolor de presentación diversa: dolor de la propia articulación o de la mándibula, dolor de oidos, dolor de cabeza, dolor al masticar o deglutir, dolor esternal. Dolores y problemas de presentación matinal.
  2. Inestabilidad articular.
  3. Crujidos o crepitancias articulares.
  4. Dificultades y anomalías en la apertura y cierre de la boca.
  5. Bruxismo.
  6. Acúfenos.
  7. Mareos y vértigos.

 

Tratamiento osteopatico

La osteopatia es la ciencia que mejor puede entender este tipo de disfunción, ya que entiende esta patología como una alteración del conjunto del cuerpo y no solo de la articulación en sí.

Un buen trabajo osteopático sería el siguiente:

  1. Flexibilización de la ATM, entendiendo a esta como una articulación con un menisco.
  2. Trabajo de las cadenas musculares y fasciales.
  3. Valorar y corregir el hueso hioides, fuertemente relaciona con esta articulación a través de sus puntos de anclaje.
  4. Valoración de la movilidad y la funcionalidad de los huesos del cráneo, poniendo especial interes en el temporal y el occipital.
  5. Valorar las posibles lesiones que se presentan en una disfunción de la ATM, a niveles tan importantes como son la vista, el oido, el olfato y la masticación mandibular.

El tratamiento osteopático partirá de una buena armonía de todo el cuerpo, tratando todos los desequilibrios de toda la estructura del paciente y no sólo del tratamiento específico de la ATM. Se tratarán así las disfunciones óseas, ligamentarias, musculares, fasciales y viscerales que producen la mala función articular y el mal esquema postural. Asimismo, dentro del tratamiento más enfocado a la ATM tendremos en cuenta el hueso occipital y los temporales, los músculos masticadores, los hioideos y cervicales, las fascias craneocervicales, los cóndilos, los discos, los ligamentos mandibulares, su relación con el oído y la trompa auditiva y la nariz.

La osteopatía no solo estudia la articulación en si misma sino que la relaciona, tanto a nivel articulo/ligamentoso, muscular, fascial, visceral y craneal, por eso esta disciplina llega donde otras no pueden.

Tienes alguna duda, quieres pedir una cita, necesitas asesoramiento? Escribenos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.